(Brevísimo, de amores)

publicado en: Blog | 0
Un cuerpo y otro cuerpo en el destierro
se enlazan.
 
Qué solos vibran juntos
en la belleza de la primavera
otoñal.
Juntos en un agua sueñan
lo que son y fueron
y esa misma ola es un hermoso sueño
que otra vez rompe
en la orilla.
 
12-12-18

Dejar una opinión