Los poemas del 5 de diciembre, el último encuentro del año

Los poemas del 5 de diciembre, el último encuentro del año

publicado en: Uncategorized | 0

Leí, con Pato, los últimos poemas de “La belleza del mundo”.

**

Primeramente fascinado por el mar

prendido luego a las formas que expulsaba

billones de datos que procesa el ojo

por segundo, pequeño sol, gigante luna.

Diminutas voluptuosidades, suspiros de colores

la vista hacia abajo minuciosa orfebrería

recorriendo las huellas el trabajo de manos

en infinitas fraguas…

Me costó después alzar la vista

y enceguecerme con los brillos del agua

ya está todo mostrado en sus fragmentos

la perla negra se quemará en las llamas.

**

Los labios del mar tiemblan al atardecer

y nosotros permanecemos enlazados

durante años de amorosas algas

rodando en el lecho marino.

Tiembla el oleaje y se oscura

su vibración nocturna, pero nosotros

brazos de pulpos enlazados

en amor constante circulamos, abajo.

Nos llegan los ecos del temblor de orilla

cuando la luz se apaga en el oeste

pero ya quedó en nosotros el sol, el brillo

bajo el peso total del gran océano.

**

Si las palabras pudieran nacer

de las entretelas del cuerpo

y yo aceptar que renazco

de tus costillas, amor.

Si desde el sol irradia el mar

o en un susurro de las olas

soy una bella mitad sin tristeza

en el silencio o la soledad de la noche.

Entre las costillas la marea del lenguaje

sube y se muestra en brillos de agua

peces de versos alineados

escamas, gotas, vapores ascendentes.

**

Me arrojo al mar para sentir mis límites

no respiro bajo el agua me sumerjo

para no hablar más para escucharme

y que el shock me selle la epidermis.

El mentón se mueve para decirme

que no debo nada ni me deben nada

abrir la boca para besar y cantar

lo que el aire diga o murmure. 

Bruxismo como rocas que el mar gasta

hasta que no hay nada más que anotar

ni lápiz ni cuaderno solo espuma

que deja evanescente el mar al irse.

**

La vida simple de una gaviota

la araña girando y deambulando

cerca de la orilla con sus patas húmedas

la abeja que agoniza y quiere libar el mar.

El acto creativo, solitario, del mar

lo salva de sí mismo

conoce las variantes infinitas

de lo que es igual y recomienza.

Los tonos variables de la ola

su arqueo, su melodía, matices

de la creación del mar constante

que lo salva de  la soledad y de la muerte.

**

Toda la vida velándose a sí mismo

el mar cantó la endecha, el treno

insomne hasta que dejó de parpadear

cuando encontró su caja negra.

Allí había una lluvia de meteoros

que develan todos los secretos

de su propia muerte, mientras goza

de cardúmenes que las gaviotas comen.

Nos llegó el tiempo del AmarNacer

fin de la guerra, mar, ya soy tu piel

y entro y salgo de tus aguas. Tócame

con tus dedos corvos. Puedo retribuirte.

***

Sobre el tema de la pérdida, leí el poema 75 de Rosas del Desierto:

“Quieres vivir sin plata

pero tomar buen vino.

Dinero, beber, estar ocioso

sentado sobre la luna prístina.

Todo es posible si sueltas la boya

 y los remos, y la corriente sabia

 te convierte en náufrago”.

***

Cierre y celebración

Cierre y celebración de un espacio generosamente compartido, nutrido de afecto y amistad. Qué otra cosa que traer la poesía de Anibal, en una versión inédita, insistentemente referida y ponderada por tu hermano pesado e irreverente. Veo allí la matriz de tu mirada y tu pluma. Y vuelvo a decir que juntos y muy chiquitos, descubrimos esas calles, bosques, médanos, atardeceres, mares y orillas y vos me lo contaste de tal modo que lo vuelvo a conocer, lo revivo, lo más-vivo, y hasta lo huelo de un más-modo, con la emoción que provocan los poetas con su arte. Gracias por eso. Luego traigo el poema “Lazos” de Patri, la decidora profunda y amorosa de las cosas simples de la vida, como nuestra hermandad, incluyendo las tormentas previstas, las pérdidas y su elaboración de tierra, árbol y savia. Me faltó tiempo para hacerles escuchar a Tejada diciendo “La vida dos veces”, poema muchas veces recitado con Fernando y Anibal en nuestra amistad adolescente y que cito en honor a la historia y a La Boya. (Hoy Boya Verde) y para festejar las amistades nacidas en este espacio. Y a propósito de La Pérdida con mayúsculas, me encontró un artículo que también les recomiendo, que remite a un texto que me pareció que puede dar cuenta de que cada duelo debería remitirse a cada sujeto, al estatuto de lo perdido para cada cual y a sus modos de procesarlo. Y no, otra vez NO, a los protocolos de la psiquiatría. Abrazos y hasta más vernos!

Gustavo Zaldivar

**

Lazos

Nos lanzó una misma mano abierta

fuerte

a la hora de lanzar.

Nos creó el mismo acto de amor

generosamente repetido.

Nos acunó una sola voz de únicos matices,

y el varonil abrazo, irrevocable,

nos enjugó las lágrimas.

Somos ramas

con la raíz compartida,

con la savia compartida.

El mismo pan, la misma levadura.

Si la memoria borra algunas cosas,

si el cansancio enturbia las miradas francas

o la muerte amenaza con tumbarnos el árbol,

hermano, no te aflijas.

Reforzaremos nudos.

Enredaremos hilos.

Seremos una trama de voces y latidos.

Más allá de tu tiempo, y del mío,

hermano

andarás por la sangre de mis hijos

en renovada mezcla de cadencias y ritmos;

en el asombro de sus ojos entreabiertos

se colará también un soplo de tu espíritu.

Patricia Zaldívar

**

Embriáguense

Hay que estar ebrio siempre. Todo reside en eso: ésta es la única cuestión. Para no sentir el horrible peso del Tiempo que nos rompe las espaldas y nos hace inclinar hacia la tierra, hay que embriagarse sin descanso.

Pero, ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca. Pero embriáguense.

Y si a veces, sobre las gradas de un palacio, sobre la hierba verde de una zanja, en la soledad huraña de su cuarto, la ebriedad ya atenuada o desaparecida, ustedes se despiertan, pregunten al viento, a la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj, a todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que rueda, a todo lo que canta, a todo lo que habla, pregúntenle qué hora es; y el viento, la estrella, el pájaro, el reloj, contestarán: «¡Es hora de embriagarse! Para no ser los esclavos martirizados del Tiempo, ¡embriáguense, embriáguense sin cesar! De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca.»

Charles Baudelaire, Le Spleen de Paris, 1869.

Traducción de Raúl Gustavo Aguirre

*

Envirez-vous

Il faut être toujours ivre, tout est là ; c’est l’unique question. Pour ne pas sentir l’horrible fardeau du temps qui brise vos épaules et vous penche vers la terre, il faut vous enivrer sans trêve.

Mais de quoi? De vin, de poésie, ou de vertu à votre guise, mais enivrez-vous!

Et si quelquefois, sur les marches d’un palais, sur l’herbe verte d’un fossé, vous vous réveillez, l’ivresse déjà diminuée ou disparue, demandez au vent, à la vague, à l’étoile, à l’oiseau, à l’horloge; à tout ce qui fuit, à tout ce qui gémit, à tout ce qui roule, à tout ce qui chante, à tout ce qui parle, demandez quelle heure il est. Et le vent, la vague, l’étoile, l’oiseau, l’horloge, vous répondront, il est l’heure de s’enivrer ; pour ne pas être les esclaves martyrisés du temps, enivrez-vous, enivrez-vous sans cesse de vin, de poésie, de vertu, à votre guise.

**

Haiku

Tú te vas 

Yo me quedo

Dos otoños                                                                                             

Daniel Pérez

**

Poema cierre de ciclo

De ahora en adelante

un sábado será sólo un sábado

sin la ilusión de un poeta griego o la exégesis de una épica latina

privados de un odiseo contra el mar

O un capitán que no se rinde hasta la victoria

con el fuego acechando

o un sueño en el que escapa el poema

De hoy en adelante esperaremos el sábado

para recordar el desasosiego de un portugués, los cansancios

de la masmédula

las aventuras en tierra griega

los poemas por orden

o los nadadores que anduvieron  braceando por el mundo

los originales en voces autorizadas y las traducciones para las que no

De ahora en adelante quisiera escribir versos

cada mañana

aunque efímeros como el arte de playa

o poder conversar de frente

osada y divertida

con el océano generador

y su contundencia y su atracción infinita

De hoy en más cada sábado

será un sábado más

con la suma de lo vivido:

herencia interior

númen, vergel

memoria anclaje

donde abrevar

y fluir y vivir…

Silvia Bottallo

**

Poema de amor

Y ya casi amanece y siento mis lágrimas…

Y ya casi amanece y siento mis

lágrimas correr por mi cara y son

como cuchillos cartoneros las

lágrimas cortándome la cara.

Me

hiero y me desangro y mi sangre

está repartida por todos partes

como si me carnearan.

sobre todas

las cosas, en todas las cosas y yo

no puedo, no tengo corazón, no

tengo fuerzas, no tengo valentía.

No es nada ¿sabes?

Duerme

Duerme

entonces niño, que el mar duerma,

que la inmensa desventura duerma.

Raúl Zurita

**

Enviado especial

Fuentes bien informadas habrían dicho que

algunos personeros no identificados de organizaciones inexistentes

estarían detenidos en un lugar desconocido

presumiblemente cerca de Santiago

para concertar una eventual acción de protesta

contra la supuesta violación de los derechos humanos

Además insistirían en la aparición con vida

de gente que habría desaparecido de manera involuntaria

cuya muerte presunta ya ha sido claramente sugerida al Comité

sin personalidad jurídica

que agrupa a las personas allegadas a esta hipotética situación

En esta reunión no autorizada

por tanto sólo un encuentro social de elementos antisociales

ha trascendido que

junto a los dirigentes de los partidos disueltos

estarían participando también algunos sujetos desconocidos

probablemente jóvenes

que desde el anonimato propalan rumores y chistes

atentatorios contra la Seguridad

de la parte más conocida de la Nación

Jorge Montealegre Iturra

**

Natural

Quiero sentir el sol lamiendo mi cuerpo

quiero vivir la sed viniendo de adentro

quiero vivir la paz como verdad de origen

quiero tocar el mar como un hermano

quiero adorar la luz como la ciencia

quiero la belleza como el aire

los colores como el pan

la música

¡Ah la música!

mi madre

la esencia

la vida como un vuelo

la poesía como alma

quiero un mundo de nuevo

y el amor como dios.

Graciela García

**

Turbonadas

Pobre del amor

de los amores truncos detenidos

 que andan flotando

como estatuas sin destino

 pobre del amor de los amores

los no habidos los perdidos

 los maltrechos malheridos

 pobre del amor

de los amores yertos

los transidos

pobre del amor

de los que nunca amaron

pobres los amores

que no fueron

 pobre del amor

al que jamás nos atrevimos

pobre del amor

por el que nunca

nos jugamos

pobres los amores

que abortamos

y que deambulan

como embrioncitos disecados

pobre del amor momificado mutilado

ay, pobre del amor

al que por grande

no hemos podido tolerarlo

pobre del amor de los cobardes

que diseminan sus muñones en el aire

pobre del amor que no cuidamos

lleva en sus ojos zurcidos orfanatos

pobre del amor

que se desmadra

el que derrapa

pobre del amor

de los amores tuertos

de los amores  cuerdos

pobre del amor

del amor muerto

pobre del amor

al que matamos

pobres los amores

que nos matan

pobre del amor

del amor roto

pero –ay – también pobres de Nosotros

a la sazón

de su desgarro

y turbonadas.

Graciela Vergel

***

Al mar hay que decirlo

al mar hay que decirlo

el mar es un hecho que el hombre no puede pasar

por alto
hay que volverlo palabras
hay que hacer del mar un sonido que te salga de la

boca
un dibujo de letras que te parta el corazón
ahora van a ver qué fácil
yo les voy a decir
el mar

uno va por el camino y de pronto el mar
sale del cielo para abajo
está duro liso cobrizo vertical
uno ve el mar y qué
no te cuenta nada es un color puro

uno ve el mar y qué

es algo innecesario rebuscado
con la tierra y el cielo bastaba para envasar la tarde
pero el camino se derrumba al mar
y el mar te punza la cara se mete en tus sentidos
entonces te das cuenta del secreto
lo esencia del mar es que viene hacia la tierra
hay una fuerza que se apoya en el horizonte y se

proyecta hacia uno
viene y se rompe en la roca

entonces el mar se particulariza
se desparrama se deja chupar por la playa

lo vertical gira como hélice lo liso se eriza lo cobrizo

se irisa
lo duro se fragmenta en un millón de besitos
aquel mar general resulta ser una cita contigo en la

costa
un hecho neto de tu biografía
este momento de tu respiración

pero entonces no es el mar
yo no decía el mar en tanto rompe sobre la orilla
no decía tu retina ni tu epidermis
qué me importa el mar trepando tu pie
yo preguntaba por el mar por el mar

mar es que yo no entiendo lo que querés decirme

en vano tus olas se me aplastan contra los oídos y

me cambian el mundo

¿quién te bate desde adentro quién te emociona hasta

volverte espuma

para qué tanta agua si no podrías ahogar una gaviota

qué te parece la república argentina

dónde lo tenés a mariano moreno

cuáles son tus relaciones con los peces

son cristales de mar endurecido son glóbulos de tu

sangre de mar?

pensando solamente en el mar no entiendo nada
a ver si le puedo sacar el parecido
parece la pampa pero con alambrados de espuma
una palma de mano que sostiene las nubes
una almohada para la cabeza de dios
el ojo de buey por donde mira dios desde su camarote
el ojo de la tierra
una rueda con cámara de horizonte
la línea de flotación de todos los buques
el tambor que golpean los nadadores
el refugio subterráneo de las playas
una bailarina deshecha
el ruido líquido la parte más baja del cielo
o el verdadero cielo y estamos al revés las estrellas
     se cayeron para arriba
o el verdadero continente y aquí nos ahogamos
si el mar fuera todo eso sería lo que no es
entonces cuál es

yo preguntaba por su tejido de adentro por su forma
    total

esa que se insinúa viéndolo desde el cielo

 las olas pierden énfasis solo configuran la curtida

     piel del mar
flota un barco al sol como un insecto acuático
la rompiente no grita al abordar la tierra
sólo manifiesta su impotencia de seguir mar con una
     marginal protesta de espuma
es evidente que la forma de la costa depende de la

       voluntad de la tierra
que el mar es una extensa pero débil objeción del

       agua a la tierra
a estas alturas todo se pone demasiado abstracto
el cielo siquiera tiene nubes
el mar sólo tiene mar
qué manera de estar

esto ya no es el mar es la idea del mar
las nubes perfeccionan momento a momento su

      explosión silenciosa
solo ellas son humanas están más vírgenes más

       besables por arriba
el mar no existiría si las nubes no lo necesitaran
     para proyectar su forma
las nubes determinan un cielo de arriba y otro de
     abajo los dos con puntitos blancos

y distribuyen el sol a su capricho entre cielo y cielo

pero yo no quería decir la tierra las nubes el cielo

yo quería decir el mar no resbalar por este silencio

      irrompible entre los planos que componen a dios

otra vez dios este dios anda mezclado de alguna

     manera en el asunto del mar

entonces bajé a ver el mar desde el mar

puse mi tiempo en agua por el ancho de un océano

el buque dijo humor el mar contestó espuma yo

    repliqué poesía

queriendo una vez más restablecer a palabras mi

     equilibrio con el mundo

ahí estaba esa cosa verde

la miré la volví a mirar la seguí mirando hasta que

      se me disolvieron los párpados

pero el mar seguía consistiendo en la exagerada

      redondez del horizonte

el paisaje infinito no será para verlo

en vano el hombre se arroja contra él

rebota y vuelve a sus sensaciones orgánicas

a sus dedos amarillos de tabaco a la cutícula irregular

     de sus uñas

ya viene la noche a relevarme y te cubre de sí

mar como si no fueras lo bastante oscuro

a lo lejos la tierra alardea de faros

como si ella fuera tan clara

el barco te surca sus chispas la cuesta

ya no te puedo ver sólo la luna nueva te contempla

     en secreto

pero me lanzo igual todo el tiempo contra tu ser

un contenido la cosa más grande puesta sobre el

     planeta

imagínense un vaso lleno de agua

los habitantes de sus bordes vivirían embrujados por

     ese líquido

en definitiva la menor gota de niebla la más insinuada

      lágrima termina en el agua total del mar

cuerpo intermedio penetrable flotable móvil y quieto

su forma conciliadora lo hace homogéneo con el

     hombre

la quilla lo hiere lo saja pero el mar no muere

opone magia blanca de espuma recobra enseguida

    su respiración ondulante

el mar es una especie de tierra benigna donde no

     tropiezo

una especie de viento muy fuerte que se ve

al agua la conozco con la boca con el cuerpo

respeta mi perfil mis tejidos más delicados se deja

     doblar nos recibimos por entero

voy comprendiendo tu misterioso mar

algo como eso pero no tan largo

sólo una sirena podría abreviármelo

(llorando entrecortadamente)

ah si yo fuera pez

ameba siquiera

(más esperanzado)

si me ahogara tal vez…

…el poema seguía

en la próxima estrofa explicaba el mar completo

yo le escribí crispado sobre la proa

pero esa hoja se me voló al mar
 1955

César Fernández Moreno, Argentino hasta la muerte, Sudamericana, Buenos Aires, 1967.

***

Lo perdido

¿Dónde estará mi vida, la que pudo
haber sido y no fue, la venturosa
o la de triste horror, esa otra cosa
que pudo ser la espada o el escudo

y que no fue? ¿Dónde estará el perdido
antepasado persa o el noruego,
dónde el azar de no quedarme ciego,
dónde el ancla y el mar, dónde el olvido

de ser quien soy? ¿Dónde estará la pura
noche que al rudo labrador confía
el iletrado y laborioso día,

según lo quiere la literatura?
Pienso también en esa compañera
que me esperaba, y que tal vez me espera.

Jorge Luis Borges

**

Comentarios al Encuentro La poesía y el mar del 5-12-2020

Último del año!

-Aníbal: «como es la última no queda mucho por decir o queda mucho por decir. Subjetivamente hubo cosas buenas, algunas experiencias personales, a mí me pasó con el libro que estaba escribiendo, que «cerré» en septiembre pero siempre con un pequeño sabor de que me había apurado demasiado, obsesionado por que saliera este año. En octubre empecé a escribir lo que creí que era un  nuevo libro, pero no. El 30 de noviembre, cerré la edición con lo nuevo, sin miedo de perder lo que no me convencía; como criterio de elección de un poema es que tiene que brillar, tener musicalidad y que no diga todo lo que dice, que no termine de entender y que me lleva a releerlo. Son 34 poemas. Les comparto algunos de esta última parte, sobre la cercanía de  nuestro propio cuerpo que va diciendo lo suyo aunque el espíritu sea juvenil. Tres tienen que ver con el mar, son de 3 estrofas de 4 versos. Leemos con Pato los últimos seis poemas. «Minuciosa orfebrería» «de manos de infinitas fraguas» «la perla negra se quemará en las llamas» «tiembla el oleaje» «en amor constante circulamos abajo» «ya quedó en nosotros el sol, el brillo, bajo el peso total del gran océano» «el sol irradia el mar» «soy una bella mitad sin tristeza»

-Pato: «me arrojo al mar para saber mis límites» «abrir la boca para cantar» «sólo espuma que deja . . . al irse» // «la abeja . . . quiere libar el mar» «matices de la creación, del mar constante» «dejó de parpadear cuando encontró su caja negra» «fin de la guerra, mar, ya soy tu piel»

-Aníbal: «gracias Pato que hizo la segunda toda la cuarentena! Fui a pescar y se me escapó un chucho (pez) y escribí una reflexión sobre «La pérdida», el 16 de diciembre de 2016, y escribí un apunte que fue un pasaje que aparece en «La boya». La pérdida es esencial en la poesía, no hay que aferrarse tanto a la boya, soltar. Poema 76 de «Rosas del desierto»: «quieres vivir sin plata pero tomar buen vino» «la corriente sabia te convierte en náufrago». Estar dispuesto a perder todo es un acto de confianza, perdés una cosa pero va a volver otra. Perdí «Cuadernos a Patricia» en mi bloc, escrito con lápices de colores, nunca apareció pero pensé «ya volverán otros poemas, en otros circuitos». Muy contento de haber tenido a mis dos hermanos todo el tiempo!»

-Gustavo: «sos un capo, hermano! Elaborar la pérdida es todo un tema. Hoy quiero celebrar a Aníbal [muestra un librito] un trabajo que yo adoro, que ganó un concurso sobre Villa Gesell: «qué aullidos seminales en tu sangre, qué recuerdos ahogaste en el mar»// «La geografía»: «antes, casi nada»»el viento invadiendo dunas indecisas» «maderas negras y restos de naufragio» «el fuego sobre el mar cada mañana» (Graciela, Hernán) «osamentas de muerte y la sed»// «La vida independiente»: «apretada entre dos inmensidades tu vida independiente» «gaviotas salvajemente libres». Las cosas que ve Aníbal ahí! Conocí Gesell pateando con Aníbal, y luego la volví a conocer leyendo sus poemas. «Las fundaciones»: «hacía falta inaugurar un territorio verde» «el hombre requerido en su estatura» «ácido en el polen» «alentando el esfuerzo de los tallos» «y el hombre estuvo y reinventó los siglos»// «Fundación de las calles»: «las calles cayeron» «nació la singular urdimbre» «estas calles tejidas por el viento» «define las formas de la vida» «laberinto de calles» «por ellas anda el hombre capaz de darle su medida perfecta». Y ahora un poema de mi hermana, «Lazos»: «nos lanzó una misma mano abierta» «acto de amor generosamente repetido» «hermano no te aflijas» «reforzaremos nudos» En el 81 la Biblioteca Rafael Obligado organizó un concurso por los 50 años de la ciudad. Y este poema tuvo un premio en esa ocasión. Ahora, en 2021 se festejan 90 años!»

-Patricia: «en el San Patricio de Adrogué, hacíamos competencia. Descubrieron que yo corría bien. Tenía 12 años. Se suspendió la competencia un día de lluvia, yo empecé a soñar que perdía y cuando fue la final (carrera de 50 metros) perdí! Se acercó una compañera japonesa, Susana Lacachi y me dijo algo que nunca olvidé:  «perdiendo se gana». Al final ganamos!

-Silvia: «hoy escribí una especie de despedida, lo pasé muy bien y aprendí muchísimo: «de ahora en adelante un sábado será sólo un sábado» «de ahora en adelante quisiera escribir versos cada mañana» «la suma de lo vivido»

Amalia: «cuando te enteraste de que era profesora de francés, en La poesía y el mar me hiciste leer un poema de Baudelaire (en francés, y luego en español) Lo lee Natalia Molina.

-Natalia: » en traducción de Raúl Gustavo Aguirre, gran poeta, «Embriáguense»: «Hay que estar ebrio siempre» «de vino, de poesía o de virtud» «a todo lo que canta . . . pregúntenle qué hora es» «contestarán: ¡Es hora de embriagarse!»// De César Fernández (1919-1985), hijo de Baldomero, le costó correrse del lugar de ser «el hijo de»; dijo «voy caminando por la calle y se me caen 70 balcones en la cabeza». «El mar»: «al mar hay que decirlo» «es un hecho que el hombre no puede pasar por alto» «yo les voy a decir el mar» «sale del cielo para abajo» «es algo innecesario» «pero el camino se derrumba al mar» «se mete en tus sentidos» «el mar se desparrama» «lo cobrizo se iriza»

-Leo: (sigue) «decía el mar en tanto rompe sobre la orilla» «en vano tus olas se aplastan sobre mis oídos y me cambian el mundo» «parece la pampa pero con un alambrado de espuma»

-Natalia (sigue) «refugio subterráneo» «el verdadero cielo» » las estrellas se cayeron para arriba» «las olas pierden énfasis» «flota un barco al sol como un insecto acuático» «la forma de la costa depende de la voluntad de la tierra» «el mar ya no es el mar» «es la idea del mar»

-Leo (sigue): «el mar no existiría si las nubes no lo necesitaran» «este dios anda mezclado en este asunto del mar» «yo repliqué poesía» «seguí mirándola hasta que se me secaron los párpados»

-Nati (sigue): «ya viene la noche» «a lo lejos la tierra que alardea de faros» «ya no te puedo dar sólo la luna» «cuerpo flotable» «su forma conciliadora» «el mar no muere» «especie de tierra benigna donde no tropiezo»

-Leo (sigue): «voy comprendiendo» «así yo fuera pez» «explicaba el mar completo» (1965) César Fernández «Argentino hasta la muerte», Editoria Sudamericana, 1967.

[impresionante!] Leo nos presenta a su amigo Milo y dice «a vos Aníbal te conozco de otra vida, tal vez nadando. Gracias a todos»

-Aníbal: «en los mares y los lagos nos vamos a encontrar en esta vida»

-Nati: «gracias a todos por esta puerta abierta, por poder transitar en la palabra» Aníbal le dice: «tu libro fue un lindo descubrimiento»

-Alicia: «experiencia muy enriquecedora y fortalecedora. Me ayudó mucho en el distanciamiento. Gracias por los nuevos amigos, por descubrir las poesías, sus formas. Leo de tu libro Aníbal, «Copla de orillas» unos versos del final que también me representan. Lo que hoy leyó Gustavo sobre tus textos del 81, me pareció sorprendente y anticipado, valoralo!. «En cada tramo del camino el poema acompaña» «la orilla es un estar y un devenir» «lastimo la yema de mis dedos» «volver al mar». Aníbal gracias por acompañarme y poder elaborar una pérdida muy grande que tuve; pude descubrir una continuidad y una forma distinta de la vida»

-Inés: «pienso como Cristina, hoy simplemente hay que agradecer a los que escriben, a todos en un año tan complicado. Descubrir, leer un poema que a mi me gustaba por una persona desconocida con la misma sensibilidad, pensar en la semana un poema para compartir me hizo mucho bien. Hasta el año que viene!»

-Aníbal: «gracias por tu aporte como lectora y saludos a Marcos!»

-Graciela: (introduce Analía)  de Zurita, a la abuela: «nunca aprendió a hablar bien castellano»  «hablaba de Verdi . . . Miguel Ángel y Da Vinci» «pero del que más hablaba era del Dante» «La divina comedia . . . ha sido una cosa de vida» «era la voz de la abuela»// «Poema de amor»: «las lágrimas cortándome la cara» «mi sangre está repartida por todas partes» «no tengo corazón . . . no tengo fuerzas» «que el mar duerma, que la inmensa desventura duerma» (Raúl Zurita) Ahora leo el último mío, como un bonus track, «Pobre del amor»: «de los amores truncos» «los no habidos, los perdidos, malheridos» «pobre del amor de los que nunca amaron» «pobres los amores que abortamos» «pobre del amor de los cobardes» «pobre del amor que no cuidamos» «pobres los amores que nos matan»

-Aníbal: «pasaje a nuestro gran italiano Daniel, acompañado por Gaba»

-Gaba: «gracias al gran poeta amigo! que no sea una despedida» nos cuenta de su nieto Dante. Graciela dice: «después de una pérdida viene el amor». Daniel dice: «como le pasó a Diego Campana, que perdió todas sus poesías y escribió otras, y cuando encontró las primeras vio que las segundas eran superiores. Sobre el Dante y La divina comedia y Odiseo, es com un hilo que no termina nunca. Siempre pensé porqué Odiseo (o Ulises) fue a parar al infierno (canto XXVI), por qué Dante lo puso ahí? Dante cuenta un final distinto, lo hace pasar a Ulises de la isla de Circe a occidente, parece que Dante se vio reflejado en Ulises, siempre busca algo más allá; quizás Dante lo pone en el infierno por su soberbia, lo pone a Ulises donde están los fraudulentos (por ejemplo el engaño del caballo de Troya y luego poder fundar Roma) Eneas, troyano, se escapa de Troya y llega al Lacio  y, como Ulises, lleva joyas a la isla donde estaban las doncellas (y Aquiles, de 15 años, disfrazado de doncella por su madre Tetis, para que no lo encuentren) Se enfrentan y cuando muere Aquiles a Odiseo se lo acusa de robar una estatua. Dante dice así: (quiere saber cuál fue el fin de Odiseo) «cuando me separé de Circe, en Gaeta . . . quise conocer el mundo» Atraviesa el Mediterráneo y después de pasar el estrecho de Gibraltar y luego de 5 meses encuentra una montaña -que cree que es el purgatorio- y una tormenta hunde su barco «y vuelta nuestra popa a la mañana . . . del otro polo toda estrella se veía» (5 lunas pasaron) «un torbellino nació . . . y el mar al fin se cerró sobre nosotros» [lee en italiano]

-Aníbal: «espectacular como siempre! y Gaba también.

-Hernán: «qué encuentro! No bajó nunca y hoy ‘finale con tutto’! Experiencia riquísima! Voy con un súper clásico, Borges. «dónde estará mi vida» «dónde estará el perdido antepasado» «dónde estará la pura noche» «pienso también en esa compañera que me esperaba . . . y aún me espera»

-María Bertran (Montse): «Gracias a todos! por los poetas que ya no están y a nosotros, ejemplo del amor que circula, pausa hasta el año gregoriano. Presento a Alberto Arias [muestra la tapa de «Poemas del Lo»], vino a nuestro taller de Ituzaingó el año pasado, lo invito a que lo busquen. «Hacer vivir»: «doblarse y erguirse» «dar, recibir, oír, escribir, hablar y decir» «oír y decir» «y callar» «hay que saber no saber» «hay que pensar, soñar, odiar, intuir . . .  sentir, querer». y último poema del libro «Epílogo para un libro de aquellos»: «a las ciudades del campo y a las nubes» «donde el ocio sea por fin la buenaventura» «hagan de él los besos, los olvidos, los recuerdos» «el mar agita, la tierra disuelve»

-Aníbal: «lo podemos invitar el año que viene»

-Susana: «gracias por las coincidencias, siempre me gustó lo que leyeron, y sobre todo lo que yo escribí  y trataba de hacer mejor. Preparo también «Viaje cósmico» un libro, y me pasa lo mismo que a vos Aníbal. Fue una fiesta estar acá, algo mágico, fue maravilloso! «Nocturno» (a nosotros): «adoro los senderos de la noche» «volando . . . se sumerge en las cuevas»  «en ríos caudalosos» «ya se asoma» «al despertar me eleva y me fascina»

-Javier: «hablando de pérdidas, perdí mis anteojos. Escuché y me parecieron los mejores los últimos que leíste Aníbal. No escribí nada. En el 93 perdí todas las letras de mis canciones y se llevaron un bolso con todo. No me recuperé más, me agarró ese hueco, desazón que no puede reconstruír pero fue para construír otra cosa. La pérdida puede ser un motor para hacer otras cosas. Cuando te escuché decir ´se oscura´me acordé de un pedacito de una de las canciones que escribí! (aparece con Cortázar en Rayuela) Nos vemos por Gesell!

-yo: «qué hermoso encuentro , solo puedo decir gracias, gracias. Gracias sobre todo a Aníbal, a quien conocí en estos encuentros presenciales en el chalet de Don Carlos , gracias a mi querida hermana Mónica que era guía del museo y luego fue su directora. Ella me decía «vení Gra, te va a encantar» y fui y me encantó el encuentro en donde ella leyó un poema y donde conocí también a Fernando Spiner. Después fui un par de veces más, la última este verano, justo antes de la cuarentena. Moni lo conocía a Aníbal desde hacía tiempo, trabajó haciendo el suplemento de Mar de las Pampas para el diario El fundador cuando lo dirigía Aníbal. Siempre me habló muy bien de él. Lo mejor que heredé de mi hermana son sus amigos, como Aníbal. Hablando de pérdidas, voy a contarles algo íntimo. En diciembre de 2018 murió mi esposo, después de 45 años juntos. Yo estaba devastada. Unos 10 días después recibo una invitación de Aníbal para ir a ver La Boya en el cine Village Recoleta. Con esfuerzo decidí ir, no porque me cueste viajar al centro, sino por mi estado de ánimo. Yo estaba como en otra dimensión, nada me parecía real. Tomamos un café y charlamos un rato antes de ver la película. Eso ya me hizo bien, pero . . . ver esa belleza que es La Boya, en ese cine tan lindo, con ese sonido envolvente, viendo ese bosque y ese museo que tantas veces visité y recorrí con Moni y que ella amaba, debatir la película con Aníbal y Fernando ahí en la sala, todo eso me hizo sentir lo que dijo Gra «después de la pérdida viene el amor»  que existe la belleza del mundo (como el título de tu libro) asi que sólo por esa experiencia te voy a estar eternamente agradecida Aníbal! Hoy traje dos poemas, uno del libro «Poetas revolucionarios chilenos, desde el sacrificio de Allende  a la resistencia poética» compilado por  Juan Jorge Faundes (me lo prestó mi hija, lo compró cuando fue a Chile porque cuando visita un lugar trae cosas que solo se consiguen en ese lugar) y el otro poema, es mío. El poeta chileno se llama Jorge Montealegre (1954) periodista, Licenciado en Comunicación social, Doctor en estudios americanos, cuyos ámbitos de investigación son los estudios culturales, especialmente referidos al imaginario, la memoria y el humor gráfico. Ha sido funcionario cultural de su país. Me gustó mucho, por su tono irónico un poema titulado «Enviado especial» (que leí justo después de que una exalumna me hiciera una entrevista para un final de su carrera de Trabajo social, con el fin de conocer mi opinión como socióloga sobre el impacto de la tecnología en esta pandemia)  «Fuentes bien informadas habrían dicho que algunos personeros no identificados de organizaciones inexistentes estarían reunidos en un lugar desconocido presumiblemente cerca de Santiago para concertar una eventual acción de protesta contra la supuesta violación de los derechos humanos» Me causó mucha gracia el uso permanente del potencial, como hace el diario Clarín. Mi poema se llama «Natural» y aunque es viejo, describe el mundo (nuevo) que  yo quiero: «quiero sentir el sol lamiendo mi cuerpo» «quiero vivir la paz como verdad de origen» «tocar el mar como un hermano» «la música . . . ah! la música, mi madre» «la poesía como alma» «y el amor como dios» Gracias!!!

-Aníbal: «Mirá lo que tengo, es un pedacito de mar» (nos muestra un llavero con una piedra azul que le regalé en ocasión de una presentación suya en el Museo del libro y de la lengua, en Buenos Aires, justamente porque se parecía al color del mar) [me emocionó ese recuerdo]

-Alberto Álvarez: «las clases que estoy dando son enfrente de la casita del museo de Gesell que decía Graciela. Sos un articulador de encuentros Aníbal, de gente de varios países, idiomas, formación académica. Ésta es una continuidad. Cuando vi La Boya dije ‘éste es mi mundo’ (Gesell) y decidí vivir acá!»

-Daniel. «ésto sirvió para reemplazar los abrazos que no nos pudimos dar. Gracias a todos!»

Un haiku para el final [no me acuerdo quien lo escribió en el chat] «Perder el verano» : «tú te vas, yo me quedo, dos otoños»

-Gracias! dice Alba y Fernando dice «gracias por encontrarme con la poesía. Siempre me pregunté  qué es lo que hace que un pensador, un escritor sea tan conocido, un referente? y ahora, escuchando poesías de Borges y de ustedes, me parecieron a la par, muy hermosas!

-Aníbal: «propuesta para el verano, leer los aproximadamente 500 poesías que compartimos en estos encuentros»

Todos y todas, muy emocionados y agradecidos nos saludamos y saludamos a Aníbal, nuestro formidable anfitrión!!!

Hasta pronto!

***

Ya que es la última, copio el devenir del Chat, que alguien guardó y me envió:

18:35:57               De  Alicia Matilde Benítez : Hermosos!!!

18:36:11               De  Alicia Matilde Benítez : Gracias a Pato!!!!!

18:36:16               De  Leonardo Baldo : Hermoso, hermoso poema

18:36:19               De  Leonardo Baldo : Gracias

18:36:21               De  Natalia Molina : gracias, hermosos

18:37:14               De  Gustavo : maravilloso escuchar tu poesía de una voz femenina

18:40:49               De  Leonardo Baldo : como Paterson

18:40:51               De  Leonardo Baldo : jeje

18:40:58               De  Leonardo Baldo : qué pierde todo y ni se inmuta

18:41:07               De  Alicia Matilde Benítez : Como Dino Campana

18:41:07               De  María Bertrán : El desapego es un acto de confianza….por lo nuevo que va a venir! Te felicito Anibal por los poemas del mar

18:49:54               De  Alicia Matilde Benítez : Impresionante !!!

18:50:06               De  Javier Agostinelli : muy bueno !

18:52:03               De  Alicia Matilde Benítez : Qué emocionante el poema de Patricia!

18:52:03               De  Javier Agostinelli : Gus, leélo !

18:52:06               De  Graciela : emocionante Patricia

18:52:10               De  Leonardo Baldo : hermoso

18:52:14               De  Leonardo Baldo : gracias a ustedes

18:52:17               De  Leonardo Baldo : hermanxs

18:52:24               De  Natalia Molina : mil gracias

18:53:36               De  Natalia Molina : hermosa hermandad

18:54:25               De  María Bertrán : «Los hermanos sean unidos….» jaja. como dice el Martín Fierro

18:54:50               De  María Bertrán : porque esa es la ley primera»

18:56:04               De  Graciela : La pérdida !!!

18:59:14               De  Graciela : BRAVOOOOO SILVIA

18:59:16               De  Javier Agostinelli : muy lindo !!

18:59:19               De  Natalia Molina : hermoso, gracias, y qué hermoso el uso de la palabra abrevar

18:59:26               De  Leonardo Baldo : hermoso

18:59:29               De  Leonardo Baldo : gracias!!

19:00:08               De  María Bertrán : Hermosas palabras….gracias!

19:04:06               De  Patricia : como una música!

19:04:19               De  Patricia : lo de Amalia

19:06:33               De  María Bertrán : Hermoso Natalia!! Gracias por traerlo!!

19:16:53               De  María Bertrán : a Baudelaire y a Cesar Fernández Moreno, qué maravilla!

19:17:07               De  Alicia Matilde Benítez : Muy hermoso!

19:25:27               De  Javier Agostinelli : tremendo poema, Anibal

19:25:54               De  Javier Agostinelli : innovadora Alicia !!

19:26:30               De  Leonardo Baldo : estás silenciado

19:26:33               De  Leonardo Baldo : Anibal

19:32:27               De  Natalia Molina : quedaron grabados los especiales de los miércoles? no pude participar de ninguno porque los miércoles curso en ese horario

19:32:51               De  Alicia Matilde Benítez : En el facebook de Aníbal están.

19:33:05               De  Natalia Molina : gracias.

19:35:29               De  Natalia Molina : «Incluso en el apocalipsis uno tiene derecho a la felicidad»

Raúl Zurita, al recibir el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2020.

19:39:46               De  Alicia Matilde Benítez : Qué hermoso Graciela! 

19:39:47               De  Javier Agostinelli : muy lindo Graciela

19:39:48               De  María Bertrán : buenísimo Graciela!

20:07:19               De  Natalia Molina : qué hermoso

20:17:06               De  Leonardo Baldo : Compas, amigos

20:17:13               De  Leonardo Baldo : Me tengo que ir

20:17:25               De  Leonardo Baldo : Les mando otro abrazo y otro agradecimiento

20:17:32               De  Gustavo Zaldivar : abrazoooo

20:17:33               De  Leonardo Baldo : Que estén bien

20:17:35               De  Alicia Matilde Benítez : Abrazo enorme Leo!

20:17:37               De  Leonardo Baldo : Nos hablamos

20:17:46               De  Leonardo Baldo : Gracias!!

20:17:52               De  Graciela : No te inolvidaremos; la Poesía Y el Mar. Aunque la vida oscure

20:18:02               De  Leonardo Baldo : Nunca

20:18:03               De  Patricia : hasta pronto!!!!!

20:18:24               De  Alicia Matilde Benítez : Cronopio

20:18:24               De  Natalia Molina : gracias leo!

20:18:33               De  Natalia Molina : juan carlos bustriazo ortiz también

20:18:48               De  Patricia : gracias a todos!

20:19:05               De  Javier Agostinelli : leo abrazo !!

20:22:27               De  Graciela : Graciela, inmenso y entrañable es el abrazo colectivo que te enviamos

20:22:47               De  María Bertrán : Qué hermoso y amoroso lo que contás Graciela! Todo es amor!

20:28:31               De  Natalia Molina : gracias, graciela!!!

20:29:32               De  Natalia Molina : poema de montealegre en el tono y la búsqueda me hizo acordar a este poema de jorge boccanera, gra

20:29:37               De  Natalia Molina : Último momento

Distintas informaciones recibidas hoy de

fuentes extraoficiales, indicarían

un acercamiento entre tu corazón y el mío.

Dichos voceros señalan,

una cuestión de piel irremediable.

Los observadores estiman que te amo.

Jorge Boccanera

20:29:53               De  Ana  Lia Pagadizabal : Un saludo a todos. A todos los  fuegos que son deseo.  Hasta  siempre. La  batería  me  está  dejando  … buen  año  por   venir… ADIOS

20:30:27               De  Alicia Matilde Benítez : Hasta pronto Ana Lía!

20:30:29               De  Graciela : un abrazo Ana Lia

20:30:54               De  Natalia Molina : hasta pronto, analía! gracias!

20:33:03               De  Patricia : un abrazo gigante!! nos tenemos que ir… un placerrr

20:33:36               De  María Bertrán : Gracias Nati….qué bueno el poema de J. Boccanera!

20:33:37               De  Alicia Matilde Benítez : Abrazo Patricia!

20:34:16               De  María Bertrán : El TAI CHI es poesía en movimiento !

20:37:29               De  Daniel Pérez : Un hayku para el final: Tu te vas, yo me quedo, dos otoños.

20:37:54               De  Alicia Matilde Benítez : Hermoso!

20:39:07               De  Gustavo Zaldivar : bravo!

20:39:11               De  Natalia Molina : qué lindo haiku

20:39:29               De  María Bertrán : Me encanta tu hayku Daniel!

***

Foto: cerca del cierre de la poesía y el mar, en el cielo de sierra se formó una ola. gracias Aníbal por generar encuentros en la palabra poética, transitada en forma colectiva. abrazo! (Natalia Molina)

Dejar una opinión