TANGO, MAR Y POESÍA

publicado en: Blog | 0

Carlos Dalto trajo su bandoneón y también su poema «Tangos nuestros», que tuve el gusto de leer. Dadas las dificultades del audio, va con el texto para que puedan seguirlo,… Gracias, Alejandro, por mandarnos el video y por el epígrafe generoso que incluiste!

 

Estos tangos que traigo
tienen algo del barrio de mi infancia,
suspiros de amor adolescente,
y quietud de atardecer de campo.
Estos tangos que traigo
aún conservan consigo
recuerdos italianos
y largas sobremesas perfumadas de vino.

Tienen alegría de fiestas quinceañeras,
de bailes de vecinos y hasta de alguna
Navidad de ancianos olvidados.
Tienen también largas noches de libros,
de charlas y mate compartido.
Tienen en algún repliegue acompasado,
el silencio…, y el dolor del silencio
de quienes, sin quererlo, nos dejaron.

Finalmente estos tangos están hechos
de mar, de arena blanda, de pájaros,
con bullicio de niños bajo el sol del verano
y esa clara mirada de la mujer que amo.

Estos tangos que traigo,
intuyo, que a cada uno les resultan propios…
y esta bien que así sea, porque es cierto,
o acaso no estamos hechos
de alegrías, tristezas, esperanzas y sueños,
como estos tangos nuestros?.

Estos tangos que traigo,
con escaso talento,
se han templado en milongas,
se han graduado en amigos,
son parte de un abrazo,
son parte de un camino,
son parte indisoluble de un amor infinito.

Dejar una opinión